Módulo 5. Testimonios de víctimas de vvvgi

Mostrando 17 respuestas a los debates
  • Autor
    Entradas
    • #13547
      Celia GarridoCelia Garrido
      Moderador

      Testimonios de víctimas de violencia vicaria y violencia de género institucional

      Como decíamos en la presentación del Módulo, consideramos imprescindible escuchar la voz de las madres que enfrentan la violencia vicaria y la violencia de género institucional. Han sido ellas las que nos han puesto en el camino de reconocer estas formas de violencia de género que han necesitado la complicidad de las instituciones para perpetuarse. Para reparar en alguna medida el daño provocado, tenemos que empezar por escuchar su relato y todas las estrategias que han tenido que poner en marcha para poder sobrevivir y seguir luchando. Y lo hacen con la herida abierta porque muchas madres todavía no han recuperado la custodia de sus criaturas y eso las coloca en una situación de alto riesgo para su integridad física y mental. No hay reparación sin que las niñas y niños puedan estar con sus madres, sin que se haga justica y sin que se reconozca que su lucha por conseguirlo es legítima.

      Animaos a compartir vuestras experiencias como madres protectoras y como profesionales que os habéis encontrado con estas situaciones en vuestro trabajo y a reflexionar sobre las estrategias que poneis en marcha para enfrentarlas.

    • #13641
      AvatarBegoña Peña
      Participante

      Buenas tardes,

      Me parece muy generoso por parte de Isabel e Irune compartir su experiencia. Creo que escuchando a mujeres contando la realidad de lo que han vivido, como profesionales, nos acerca más a la parte más humana y real de todo este ámbito de violencia de género, más allá de conceptos, teorías o metodologías.
      Me impresiona la fortaleza que sacan y como en todo momento durante su relato hablan de sus hijos como los grandes perjudicados y de las consecuencias en ellos, defendiendo sus derechos por delante de todo, e incluso de ellas mismas. Entiendo que, como madres, para ellas lo primero son sus hijos y van a anteponer todo lo que haga falta por su bien.
      Pero me llama la atención como, en el ámbito de la violencia de género, en el momento en el que hay víctimas menores, nos olvidamos de las madres que también son víctimas. En todo lo que sufren y luchan por sus hijos/as aguantando todo lo que están pasando ellas como mujeres y personas; el machaque psicológico al que están sometidas durante años.
      Por ello, me parece adecuado lo que se hablaba en la otra webinar sobre que cuando hablemos de violencia vicaria lo hagamos mejor como violencia de género vicaria.
      Como estrategia profesional desde el trabajo social es difícil luchar contra estas situaciones pero creo que aunque sólo sea la escucha activa y darlas espacio para hablar, compartir y desahogarse, darles ese espacio y ofrecer esa empatía que la sociedad no tiende a tener ni otros profesionales de otros ámbitos, creo que puede ser importante para ellas.

    • #13642
      Avatarbeatriz8693
      Participante

      Buenas tardes, en mi experiencia profesional no me he encontrado ningún caso de violencia de género vicaria o institucional, por lo que lo único que puedo decir es que muchas gracias a Isabel e Irune por contarnos su experiencia, parece increíble que con todos los avances que nos cuentan que hay en legislación, se sigan dando tantísimos casos como los vuestros.
      Sigo pensando, como he expresado en foros anteriores, que es muy necesaria la formación específica en género y violencia de género en todos los ámbitos, ya que no es solo importante esta formación en los juzgados, también lo es en sanidad, servicios sociales y todos los ámbitos que pueden intervenir en los casos de violencia de género.
      Creo que es muy importante este tipo de formaciones para, además de formarnos, conocer las redes de profesionales con las que contamos y con las que podemos luchas juntas contra todos los tipos de violencia de género.
      Un saludo a todas.

    • #13643
      Avatarceas11ts1
      Participante

      Buenos días! Muchas gracias por los testimonios de esas madres protectoras y por las personas que lo hacéis posible.
      Yo voy a comentar un caso de hace 23 años donde una madre sufría la violencia de género desde los inicios de su relación y sus hijos por ende así la sufrían; después de años se animó a denunciar y exponer qué pasaba y decidió en aquel entonces «quitar la denuncia»; no podía soportar que sus hijos fueran con su padre ni siquiera fines de semana, ella pensaba que por lo menos si ella estaba les podía proteger , que si no les perseguiría, buscaría… y aprovecharía a sus hijos contra ella, y no rompió la relación hasta que su hijo menor hizo 18 años, (cuando denunció , su hijo menor tenía 3 años), pasaron otros 15 años. Es un pequeño resumen, por ver otro tipo de madre y sus argumentos, de otros años.
      En la actualidad tras el costoso y penoso proceso en el que las mujeres denuncian…pasan procesos judiciales, se las atiende por diferentes administraciones, al final como mínimo veo que dejan que el padre vaya a un punto de encuentro con sus hijos y luego poco a poco vaya teniendo más espacio con sus hijos, pero yo aquí soy inflexible, un padre maltratador no es un buen padre y no tiene derecho a estar con sus hijos menores.
      Tenemos que reparar a las víctimas , no solo económicamente, tiene que ser una reparación transformadora, las tenemos que visibilizar y empoderar, ponerla donde las corresponde. Cambiar esas políticas públicas donde confunden género y sexo, se responsables y exigir responsabilidad en nuestro trabajo y en nuestra parcela de la sociedad, a mí cada día me cuesta más ver cómo se funciona en la administración y querer cambiarlo desde dentro con los medios que tenemos es difícil y quema. Pero muy importante es verlo todo con perspectiva de género, eso nos va ayudar en nuestras diferentes posiciones de la sociedad. Es importante demostrar nuestra oposición a la violencia de género, violencia vicaria y violencia institucional, debemos exigir respuestas y proporcionar servicios cercanos y especializados, no a 100 kms en las zonas rurales de provincias grandes y dispersas y sobre todo en el trabajo escuchar y creer a la víctima, mujer e hijos. Tenemos que ser feministas.
      Gracias por todo,
      Sonia.

    • #13649

      Buenas tardes, agradecer tanto a Isabel como a Irune por sus testimonios y entrega a la causa, como madre protectora y víctima de FALSO SAP junto a mi hijo de ahora casi 8 años me he visto muy identificada con Isabel, con ese periplo de ir tocando puertas y que nadie tenga ni idea, así como contestaciones fuera de lugar por parte de profesionales y trato inadecuado, a través de la asociación IZAN NO MIENTE STOP FALSO SAP he podido «atender» a varias madres a las que aconsejamos donde pueden acudir, hace poco conocí a Alina, la madre de las dos niñas asesinadas este año en un pueblo de Almería, otra víctima institucional ya que sometieron a las niñas de corta edad a tener visitas con el maltratador de su madre. En este caso cuando ya es irremediable salvar a las niñas solo puedo acompañarla y escucharla.

    • #13651
      Avatarelileongmz
      Participante

      Buenas tardes, en primer lugar agradecer a Irene e Isabel su valentía, fortaleza y sus palabras que tanto hincapié hicieron en nosotr@s. Como profesional no puedo opinar ya que, no he tratado con víctimas de violencia vicaria o/y institucional. Lo que sí estoy de acuerdo con la compañera es que cuando hablamos de violencia vicaria nos centramos en el daño ocasionado a los hijos/as dejando de lado inconscientemente el daño que ocasiona eso a las madres. Es decir, las madres, son víctimas sobre la violencia que ejercen sobre ellas (maltratadores e incluso hasta las instituciones) y además la ejercida hacia sus hijos. Las consecuencias psicológicas que supone esta situación, bajo mi opinión, es un daño irreparable, con el que creo que con el paso de los años aprendes a vivir con ello pero jamás lo olvidas. Las madres anteponen todo al bienestar y a la protección de sus hijos/as aunque eso les repercuta a ellas. Por ese motivo la violencia vicaria, como hablábamos en la pasada videoconferencia debería denominarse violencia de GÉNERO vicaria.
      Además, con respecto los derechos que deben tener tanto el padre como la madre tras una separación por vg discrepo. Un padre maltratador no es una persona apta para el cuidado de menores y ni tan siquiera deberían de replantearse días de visita, como en algunos casos ocurre. Después pasan las desgracias y todo el mundo lloramos y nos echamos las manos a la cabeza de «cómo ha sido capaz ese hombre de hace eso».

      La formación en igualdad de género, perspectiva de género, prevención de la violencia de género… debería de ser OBLIGATORIO, en todos los ámbitos, sanidad, educación, servicios sociales, justicia, etc. Y con respecto a los profesionales, como ya he nombrado otras veces, debemos de estar formados para saber como abordar situaciones así e intervenir con las víctimas ofreciéndoles una asistencia y atención integral donde la empatía sea nuestro principio principal.

    • #13653
      Avatarpilar.couce
      Participante

      Buenos días
      Los testimonios es algo que se vive de primera mano y nos llega a todos al corazón. Contarlo y poder hacerlo es algo que dignifica mucho a las mujeres, oye, que estoy hablando de algo muy importante, algo que sucede día a día, no está en otra dimensión…está aquí.
      Creo que en algo hemos avanzado, antes los hijos e hijas eran los olvidados, ahora tienen un lugar más presente, lo verdaderamente grave es que mueran, y sigan muriendo por que las cosas aún no se hacen de forma correcta y la protección no sea la que verdaderamente se precisa.
      Invertir en nuestros niños y niñas de forma preventiva en los colegios y en las familias es la base para crear personas adultas con otra perspectiva de género distinta..ahí nos debemos en cuerpo y alma las personas que trabajamos en la administración para que esta lacra no perviva en los tiempos.
      Un saludo

    • #13655
      Celia GarridoCelia Garrido
      Moderador

      Hola foro, buenos días!

      Muchísimas gracias por compartir vuestras impresiones después de escuchar a Isa e Irune el lunes.
      Después de escuchar el testimonio de las madres, enmudeces…Todavía recuerdo la primera vez que me reuní con un grupo de madres para hacer una investigación hace 14 años. Fue demoledor, no podía creerlo y no pude parar de llorar en días. Lo que más me impresionó es lo solas que estaban, la falta de apoyo que tenían, la sensación de que lo que les pasaba era vergonzante….Y aunque la violencia institucional sigue estando muy vigente a día de hoy, creo que ahora cuentan con un reconocimimeto por parte de las organizaciones y de instituciones como la ONU, que aunque ha tardado, es muy bienvenido.

      Seguimos reflexionando

      Celia

    • #13676
      AvatarFátima
      Participante

      Buenos días.
      Gracias a Isa e Irune, por contarnos las injustas y desgarradoras situaciones que están viviendo ellas y sus hijas.
      Escuchar testimonios en primera persona por parte de las víctimas todavía resulta más impactante, pues hemos podido ver los años de lucha y de injusticias que están sufriendo.
      Agradecer de nuevo el que nos hayan relatado su situación y que además estén involucradas en la ayuda y defensa de otras víctimas.
      Ojalá puedan ellas y sus hijas ver pronto reparado todo el daño.
      Qué importante es por todo esto, la formación y el conocimiento para poder realizar una buena labora profesional de apoyo, empatía y justa.
      Seguimos.
      Gracias.

    • #13677
      Avatarbenifer2
      Participante

      Buenos días,
      En primer lugar quiero agradecer a Isabel y a Irune por compartir su experiencia y dar visibilidad a esa realidad que demuestra que seguimos viviendo en una cultura patriarcal, en muchas ocasiones menospreciando y discriminando a la mujer (madre), achacándoles que tienen una inquina, que sufren un trastorno, un exceso de sobreprotección con sus hijos, etc., como si eso fuese innato a la mujer, cuando lo único que desean por encima de todo es el bienestar de sus hijos y que éstos sufran y se vean perjudicados lo menos posible ante esa situación que a ellas les tocó vivir.
      Hay momentos en los que no puedes dar credibilidad al escuchar sus testimonios y te sientes impotente al ver tanta injusticia, ver como esas madres viven en una angustia constante, sin apoyos, sintiéndose doblemente víctimas al ver que todo les va en contra de lo que podría considerarse justo.
      En mi trabajo me he encontrado algún caso semejante al que comenta una de las compañeras, donde la madre denunció a su expareja por malos tratos, pero al tener la custodia compartida, por bien de su hija, acabó retirando la denuncia para evitar la venganza (explícita) por parte de su progenitor.
      Comparto la esperanza de que al contar con el reconocimiento de organizaciones y de instituciones como la ONU, en este sentido iremos avanzando en el buen camino.
      Un saludo.

    • #13682
      Avatargeprats21
      Participante

      Buenas tardes,

      Me sumo al agradecimiento a Isabel y a Irune por compartir sus vivencias que no es fácil y por su fortaleza día a día y su lucha contra esta lacra.
      Desgraciadamente en mi trabajo veo cada día y trabajo con personas que reciben violencia vicaria e institucional entre muchas otras. Hoy mismo una mujer que había conseguido poner los niños en el centro y conseguir que mediante su relato la jueza (que previamente ya le había advertido que no daría medidas provisionales y que no les hicieran perder el tiempo) cambiara su sentencia en el último momento y se diera orden de alejamiento. La audiencia provincial de Girona ha estimado un recurso de apelación de la defensa y ha revocado las medidas de protección. Hoy mismo su expareja ya le escribía, ya pretende recoger los niños de la escuela cuando quiere y ahora a luchar de nuevo porque se hagan las medidas civiles que sí están ratificadas. Hay informes del sufrimiento de estos niños y todos los organismos intervinientes han podido ver cómo ha mejorado la sintomatología de estos niños cuando durante un mes no se les ha obligado a ir con el padre. Se ha estado trabajando preparando la mujer para denunciar, luchando con el miedo a represalias, pensando la mejor forma de proteger a los niños, durante un año y medio para que al primer recurso se tire para atrás.

      El camino es agotador, lleno de dolor y muchas injusticias en la gran mayoría de veces ante casos de violencia vicaria. Sé que avanzamos y que hay y habido muchos cambios importantes, pero creo que al sistema judicial y al sistema de protección le queda aún mucho que hacer, nos queda mucho que hacer a todos/as.

      Muchas gracias y saludos,
      Gemma

    • #13685
      Avatarjcmr.ssb
      Participante

      Buenas noches.
      Muchas veces creo que los testimonios, o las imagenes son mejor que las explicaciones, es una manera de poder conocer esta realizad tan invisibilizada a la que cada dia tenemos que enfrentarnos como profesionales o como familiares, en los que de una manera u otra hemos vivido este tipo de violencia.
      Y si pongo algun ejemplo en el que puedo ver como la violencia de genero esta presente, pues como comentan las compañeras, si que he tenido, hoy por ejemplo en mis permanencias, un caso de mujer victima, marroqui y con tres hijos, dejando que no se haga realidad su orden de alejamiento, por su cultura y como la familia la ha protegenido segun su cultura.
      Una lucha que cada dia hacemos frente a las dificultades con las que se encuentran ellas y nosotros como profesionales.
      Utilizare dicho testimonio para sessiones.
      Un saludo.

    • #13688
      Celia GarridoCelia Garrido
      Moderador

      Buenos días foro!

      Muchas gracias por reconocer el esfuerzo que hacen mujeres como Irune e Isa como madres protectoras, denunciando y visibilizando la violencia tan extrema que están viviendo por parte de las instituciones. Hacerlo tiene un alto coste. Primero resulta revictimizante, revivir la violencia es conectarse con el inmenso dolor que produce una herida que sigue abierta, que está sangrando porque sus hijas no están con ellas, porque se las arrancaron cuando más necesitan la figura protectora de la madre…Y por otro lado, haber decidido luchar, denunciar abiertamente la injusticia que están viviendo es interpretado como una actitud desafiante, rebelde, desobediente por parte del sistema. Son consideradas peligrosas y muchas han sido criminalizadas hasta el punto de haber sido condenadas y encarceladas.

      En el Módulo 3 sobre el SAP podéis descargaros ya el documento que faltaba «En la tela de araña». Aqui se describen muchos casos, hablan las madres a la vez que se desvelan los elementos estructurales que favorecen y alimentan la violencia institucional que se está ejerciendo contra ellas. ¡¡No podeis dejar de leerlo!! Pego aquí el enlace para que os resulte más fácil https://laboratoria.red/wp-content/uploads/2024/04/RL6_Laboratoria_MadresProtectoras.pdf

      Isa e Irune os agradecen vuestras muestras de apoyo, pero prefieren no exponerse aún más en el foro. Yo les voy pasando vuestros comentarios.

      Seguimos reflexionando

      Celia

    • #13717
      Avatarolga.glez
      Participante

      Buenas.
      Yo también agradezco a Isabel e Irune contar su historia y luchar por su causa y por la de otras muchas madres que sólo quieren el bienestar de sus hijos. Realmente tiene que ser duro, porque como tú dices Celia, significa volver a revivír una y otra vez ese arrancamento y las consecuencias para ellas y para sus hijos/as.
      Como nos queda claro a lo largo del curso, formar e informar es la vía de denunciar lo que está pasando, de otra forma sería invisible. Parece una lacra la aplicación del falso SAP , a pesar de estar prohibido por la Ley Orgánica 4 de junio de 2021 de protección a la infancia y a la adolescencia frente a la volencia. Como algo positivo, visualizando los vídeos vemos que hay unas cuantas instituciones partiendo de la Unión Europea, que luchan en favor de las víctimas. En el Encuentro Internacional Feminista celebrado en Febrero de 2023 también conocemos profesionales como jueces o fiscales que tienen en cuenta tanto a los/las niños y niñas, como a sus madres. Que son conscientes de que hay que cambiar «cosas» en las Instituciones. Yo creo que poco a poco, todo el sacrificio de madres como Isabel e Irune, va a ir calando en toda la sociedad para terminar con la Violencia de Género Institucional.
      Un saludo

    • #13720
      AvatarJULIA
      Participante

      Buenos días! agradecer también la visibilización que dan Isabel e Irune de la triste realidad que existe a través de su testimonio.
      Todos y todas deberíamos reflexionar con lo que está ocurriendo y el daño tan grande que se produce por la falta de formación, profesionalidad, empatía y humanidad.
      En mi día a día trabajo con víctimas de violencia de género y desde luego no es fácil escuchar por lo que han pasado y la lentitud, sentimiento de vacío, indefensión y deshumanización que sienten en los largos procedimientos judiciales.Por cada una de ellas seguiremos luchando!

    • #13728
      Avatarmerchedeni
      Participante

      Lo primero dar las gracias a Isabel y a Irene por sus testimonios tan sinceros que nos abocan a la reflexión.
      Yo, en particular, termino el curso con un sabor agridulce porque vemos que hay tanto por hacer en nuestra sociedad que es hasta difícil saber por dónde empezar. Creo que debemos formarnos, aprender y sobre todo empatizar siempre con la otra persona que no sabemos realmente el grado de sufrimiento que padece
      Muchas gracias ☺️

    • #13807
      Celia GarridoCelia Garrido
      Moderador

      Buenos días foro

      Muchas gracias Olga, Julia y Merche por el reconocimiento que hacéis de la justa lucha de Isa e Irune y por el compromiso que sentís después de haberlas escuchado. Es imposible no conmoverse y no tomar partido después de escuchar el relato de estas situaciones que podrían calificarse de torturas, como así lo recogió la propia Relatora de la ONU en uno de sus comunicados.

      Saludos cordiales

    • #13861
      AvatarSilvia Martínez
      Participante

      Buenas tardes, por suerte yo no he tenido que ser una «madre protectora» pero a lo largo de mi vida profesional me he encontrado con numerosas situaciones que dejan patente que todos los testimonios, todas las palabras, todos los llamamientos son insuficientes (pero muy, muy necesarios) en una sociedad en la que a día de hoy, las mujeres siempre estan, estamos, bajo sospecha.

      El caso más significativo que he tenido en mi despacho fue el de una mujer que detectó que su hija estaba siendo abusada por su abuelo paterno (llevaba meses separada del padre de la menor pero esta visitaba a los abuelos con frecuencia porque el progenitor trabajaba fuera de ASturias y mi cliente no quería que la niña perdiese el contacto con ellos)
      Lo que vino después fue un auténtico calvario, no solo para la madre, sino para mi, como profesional, porque ambas fuimos cuestionadas y puestas en entredicho, a ella se le acusó de utilizar unos supuestos abusos para separar a la niña de sus abuelos – con que necesidad, no había ningún motivo- y a mi, de participar en ese «perverso juego» de usar los abusos para «perjudicar» a un hombre.
      Mi cliente fue sometida inauditamente a un test de veracidad que pasó sin problemas. Tanto las pruebas psicológicas como otras muchas (testificales del pediatra de la niña, de sus profesoras en la guardería que manifestaron como justo en el tiempo en que sucedieron los hechos la pequeña dejó de comer, se volvió irritable y hosca, pegaba a sus compañeros y no dejaba por nada del mundo que le tocasen ni le cambiasen el pañal) acreditaron que cuando la niña le contó a su madre que cada vez que el abuelo le daba un beso se meaba pero de color blanco, no había ninguna fantasía ni ningun testimonio prefabricado por la madre. Máxime cuando poco posible es que una niña de cuatro años recuerde algo que su madre le está mandando decir.

      En definitiva, a pesar de todo eso, el abuelo fue absuelto y la niña se vio obligada a ir a verlo hasta que falleció hace pocos años.
      Me cuesta mucho escribir sobre esto, lo hago de modo atropellado y sin corregir, desde el corazón, porque para mi fue uno de los momentos más terribles y dolorosos de mi vida profesional (y también personal). Durante muchos años no he querido enfrentarme a ningun tema de agresiones sexuales ni mucho menos en menores, pero tenía que hacer este curso y tenía que enfrentarme a esta dura realidad porque … insisto… aún queda mucho, todo, por hacer, a pesar de que también se haya avanzado otro tanto.

      Saludos y feliz tarde

Mostrando 17 respuestas a los debates
  • Debes estar registrado para responder a este debate.