Foro

Módulo 4. Tema 3: Impacto en la salud de las y los profesionales que atienden a víctimas de violencia de género.

Mujeres Libres, mujeres en Paz Foros Foro. Módulo 4. Tema 3: Impacto en la salud de las y los profesionales.

Mostrando 18 respuestas a los debates
  • Autor
    Entradas
    • #13534
      Celia GarridoCelia Garrido
      Moderador

      En este foro reflexionaremos sobre la violencia de segundo orden. Como profesional, ¿que dificultades, carencias, complicaciones encuentras según el tipo de atención y tu acercamiento a casos de violencia de género y vicaria?
      ¿Qué habilidades, acciones y actitudes profesionales crees que podrían mejorarse en la atención con víctimas?
      ¿Tienes conocimiento, directo o indirecto, de algún caso de violencia de segundo orden?
      ¿Puedes poner algún ejemplo de violencia institucional en tu contexto profesional?

      Animaos a participar

    • #13648
      Avatarceas11ts1
      Participante

      Buenos días!
      He ido avanzando en este módulo aunque tengamos esta tarde la conexión.
      Tenemos una dificultad muy grande en zonas rurales pequeñas , no tener equipo especializado en la zona, solo en la capital, distando a veces 100 kms sin transportes públicos. Podemos recibir, acoger, escuchar, empatizar, mantener la cercanía emocional…apoyar, derivar, acompañar… pero nos faltan profesionales de apoyo en zona; y si la administración no facilitan esos servicios, recursos , apoyos, perjudican a las mujeres, hijas, hijos, fomentando violencia institucional y también sobre las profesionales, que somos víctimas de esa violencia institucional.
      En nuestros S.S. de base aunque por población víctima y agresor estén en el mismo ámbito de actuación decidimos las Trabajadoras Sociales no atenderles la misma profesional.
      Debemos mantener la perspectiva de género en nuestro trabajo y vida de forma constante, esto nos va ayudar, al igual que el bien superior de los hijos, también tener claro el proceso de la violencia de género, fases y momentos de las personas, las consecuencias y traumas posibles de las víctimas, evitar los paternalismos, respetar sus tiempos porque así entendemos mejor sus sentimientos, formas de actuar y nos permitirá intervenir mejor.
      Tenemos graves dificultades cuando comentamos casos con otros profesionales y no consideran tan graves los comportamientos de esos agresores y también que nos vamos quemando por el funcionamiento del sistema o que los cambios son pequeños…
      Voy a comentar un caso de violencia de segundo orden a una compañera de la misma Corporación, Educadora Familiar, el agresor la pinchó las ruedas del coche y no ha vuelto a dejar aparcado el coche en las cercanías del lugar de trabajo, la Institución tampoco la apoyó en gran medida.
      Casos de violencia institucional tenemos de forma bastante constante con las sentencias judiciales con custodias compartidas de los hijos con el agresor.
      Voy a comentar otro caso de hace unos años, que un miembro de la policía autonómica vasca era amigo de un agresor y compañero de trabajo y contactó conmigo para coordinar el caso, la denuncia de la mujer y quitar importancia a los hechos, no se le atiende ni informa y se deja claro su irregularidad e ilegalidad y abuso de poder.
      Muchas gracias,
      Sonia.

    • #13650
      Avatarbeatriz8693
      Participante

      Buenas tardes, como comenté en el foro del módulo 5, yo no tengo experiencia de casos directos de violencia de género en mi trabajo. Si que conozco casos que han llegado a mi entidad derivados del IAM (Instituto Andaluz de la Mujer) y a la inversa, cuando conocemos casos de mujeres víctimas las derivamos a esta institución pública donde tienen más recursos y están más especializadas. Ese es el principal obstáculo que nos encontramos, la formación y/o especialización en género y violencia de género, ya que al final cuando pasamos mucho tiempo trabajando en el mismo sector nos centramos en ese y no abordamos otros sectores, y creo que precisamente el género y la violencia de género debe ser transversal y tenerse en cuenta siempre, por lo que los/las profesionales deberíamos formarnos y reciclarnos para poder ofreces a las personas que atendemos una atención más completa y siempre teniendo en cuenta la perspectiva de género.
      Desde mi ámbito laboral no conozco un caso en concreto de violencia institucional, pero si que nos llegan los datos de los estudios que se realizan en Andalucía de mujeres con discapacidad y violencia de género y creo que la violencia institucional se da mucho más de lo que nos hacen ver.
      Un saludo a todas.

    • #13652
      Avatarpilar.couce
      Participante

      Buenos días
      En nuestro caso hemos tenido muchas dificultades en la atención de mujeres víctimas de violencia dado que los recursos han sido mínimos y sin continuidad. En la mayoría de los casos hemos procedido a la derivación al CIM para que esta pudiera tener una atención más especializada y continuada.
      Conozco un caso de forma directa y en el afrontamiento de este caso a nivel judicial puedo decir que ha habido maltrato de la administración de una forma contundente. Primero podríamos hablar de las numerosas situaciones de violencia que se pasaron por alto y que colocaron a la mujer y sus dos hijos en una situación de total indefensión. Otra cuestión muy grave fué el maltrato a los menores, estes fueron arrancados de su madre y llevados a un centro sin posibilidad de verla, sin escucharlos, sin tenerlos en cuenta para nada; la somatización de estos niños fué brutal y nadie les hizo caso. La violencia fué ejercida desde todos los frentes, los padres trabajaban en el mismo departamento, y también desde la institución desde la que trabajaba este mujer recibió maltrato, pues su superior era hombre, y era su maltratador.
      Desde todos los ámbitos se enjuició a una mujer que luchaba de la forma que sabía y podía para defender a sus hijos, y esta fué la agresión más brutal …el JUICIO, y justamente este es lo que hace la sociedad, las instituciones…incluso los profesionales.
      Por ello, la formación de los profesionales es fundamental, y sobre todo en el ámbito de la justicia; no se pude condenar a nadie desde una visión machista de la sociedad, es esta visión la que necesitamos cambiar…
      Un saludo

    • #13654
      Celia GarridoCelia Garrido
      Moderador

      Buenos días foro!

      Muchas gracias Sonia, Betriz y Pilar por vuestras reflexiones.

      Que dura la situación de las profesionales en el ámbito rural, Sonia, que sensación de soledad y de falta de apoyo…es brutal.
      Pilar, nos describes una situación de violencia vicaria e institucional hacia una mujer y sus hijos que se multiplica exponencialmente cuando la mujer, además, depende profesionalmente de un superior ¡que es su maltratdor! Es absolutamente delirante la situación, ¿cómo puede alguien sobrevivir a esta tormenta perfecta? En estos casos, que no son tan raros, la capacidad de maniobra de la mujer y del entorno que la apoya, es prácticamente inexistente. Todo juega en su contra porque si hay algún profesional que trata de apoyar a la mujer, se va a encontrar con muchas dificultades cuando no hostigamiento, como explicaba Sonia en el caso de un miembro de la policía que trataba de presionarla para «neutralizar» la denuncia hacia un compañero por vg.

      Es fundamental tener presente las dificultades que tiene realizar nuestro trabajo. Hay que poner encima de la mesa el trasfondo de las instutuciones, lo que no se ve pero que está influyendo negativamente en la capcidad de las profesionales para abordar adecuadamente las situaciones de violencia que se nos presentan. Porque esta cultura patriarcal y misógina presente en las instituciones nos coloca en una posición de vulnerabilidad también a las y los profesionales que tratamos de no ser neutrales frente a la violencia. He escuchado a muchas colegas decir que si como profesionales se nos trata así, se nos ningunea, presiona y violenta, no quieren ni imaginarse como son tratadas las mujeres que denuncian violencia….¿Cómo enfrentarnos a esto? ¿dónde buscar apoyo cuando en tu equipo puedes ser la única que tengas perspectiva de género o de infancia? Es muy importante el autocuidado en nuestro trabajo, como ha señalado tan magistralmente Ángeles en su webinar. Y si en mi equipo no tengo respaldo hay que tratar de hacer red con otras colegas que estén en nuestra misma situación. Y, como decía Ángeles, tratar de dar pequeños pasos que puede que no lo sean tanto: hablar con colegas que nos parezca que están en nuestra línea, proponer un espacio de encuentro, aunque sea virtual, buscar algún recurso de sostén para profesionales….

      Ayer hablamos de algunos recursos que pueden ayudarnos al autocuidado. Aquí os dejo dos enlaces que pueden ayudarnos:
      Cuestionario de Fatiga de Compasión y Satisfacción https://img1.wsimg.com/blobby/go/dfc1e1a0-a1db-4456-9391-18746725179b/downloads/Spanish.pdf
      Jornadas de la Asociación de psicología y psicoterapia feminista «Cómo nos atraviesan las violencias machistas en el proceso psicoterapéutico.» https://youtu.be/5xCFBp1eZR0?si=NHeC8Czi4hRzqIHG&t=2359 Interesantísima intervención de Clara Jimenez, psicóloga de un servicio rural de atención a mujeres víctimas de vg.

      Seguimos reflexionando

      Celia

    • #13659
      AvatarBegoña Peña
      Participante

      De manera general, creo que la figura del Trabajador social es una figura profesional poco valorada y a la que incluso se le exige de malas maneras ciertos recursos y derechos haciendo referencia a expresiones que todas habremos escuchado del tipo “para que estáis los servicios sociales” “como consentís esto” con muchos aspectos que están fuera de nuestra competencia.
      En el ámbito de violencia de género, ya se ha mencionado en el telediario varias veces con casos de VG que si los servicios sociales consentían. En relación a las custodias y demás cuando no es competencia del TD decidir sobre ese tema. Hay mucho desconocimiento.
      Cómo dificultades veo que en ocasiones se hace necesario tener conocimientos jurídicos que por formación no tenemos pero que vendrían muy de bien de cara a la intervención y apoyo a víctimas, aunque existan especialistas y tengan sus abogados de oficio. Pero si sería necesario conocimientos y formación en relación a interpretación de sentencias y del proceso judicial que a veces es tan cambiante de un caso a otro.
      No tengo conocimiento de ningún caso de violencia de segundo orden que haya vivido yo o mis compañeras en el ámbito de la violencia. Si me han contado en casos de compañeras que trabajan en gerencias en protección a la infancia, casos de trabajadoras sociales con ordenes de protección de los padres de menores tutelados.

    • #13660
      AvatarFátima
      Participante

      Buenos días a todas.
      Después del recorrido que estamos realizando a través de este curso, considero que son muchas las acciones y actitudes que debemos mejorar en cuanto a la atención de las víctimas.
      La perspectiva de género la debemos tener presente siempre. Y la formación de los y las profesionales de atención a víctimas tiene que ser continua, para evitar el sesgo machista imperante.
      En el ámbito rural, es muy frecuente la falta de recursos de atención especializada y en muchas ocasiones la víctima no tiene medios para trasladarse y creo que es fundamental acercar esa atención.
      Como ya dije ayer, he tenido alguna situación incómoda en cuanto a insultos y miradas amenazantes hacia mi y otras compañeras.
      También quiero comentar alguna situación comentada por algún guardia civil de la zona con los que me coordinaba y me decía que al tener el domicilio en el entorno laboral, que en varios casos, había tenido falta de comprensión o cuestionamiento de su actuación por haber realizado su trabajo en cuanto a protección a las víctimas.
      Gracias y seguimos.

    • #13661
      Avatargeprats21
      Participante

      Buenas tardes a todas,
      Las dificultades que encuentro son poca disposición y diligencia de hacer informes por parte de organismos muy importantes como salud o los colegios, por lo menos en nuestra zona de atención. Los centros escolares mantienen que si no hay una orden o medidas no aplicaran ningún cambio o no quieren ser participes de nada, cuando a quién no hacen bien es al o la menor. En violencia, todos los casos son graves y destructivos y cuesta mucho demostrar los hechos, pero encuentro dificultad de reparación y cronicidad en casos de violencia vicaria, donde la mujer muchas veces no puede establecer contacto 0 y se ve obligada a tener algo de contacto por hijos/as. También por perfiles de agresor seductores, persuasivos y con alto índice de psicopatía ya que se mueven en el entorno de la victima causando mucho daño. Las carencias hasta ahora que he vivido son reducciones de las horas del contrato por falta de financiación, estar sola en el servicio, hecho que generaba indefensión y soledad ante un desbordante nombre de personas atendidas, condiciones laborales precarias, exponerte por ser un territorio pequeño, tener que asistir y acompañar a juicios en los que el presunto maltratador y agresor comparte espacio en la sala de audiencias contigo. Algunas cosas que con los años han mejorado es tener una firma digital que no muestre datos personales y DNI que la administración ha aportado después de pedirla y formarme para afrontar informes y acompañamientos a juicios, cosa que me generaba y me sigue generando malestar.
      Según mi opinión actitudes profesionales van muy de la mano de actitudes personales. Creo que aquello que se podría mejorar en los y las profesionales en atención con victimas seria la percepción de la necesidad de formación, asumir la responsabilidad de mantener el proceso formativo. También, conocer la obligatoriedad que tenemos como profesionales de informar e intervenir, un informe o intervención a tiempo puede cambiar por completo la evolución de una situación. Poner en el centro de cualquier actuación a la mujer y a los hijos/as, si los hay, respetando los tiempos de la mujer en su identificación de las situaciones de violencia, así como sus decisiones y opiniones, de nada nos sirve el feminismo o la perspectiva de género, si luego no sabemos respetar a las demás personas.
      He vivido varios ejemplos de violencia institucional recibida por parte de la administración en la cual trabajo, sobre todo a nivel político. También que me llamaran alcaldes porqué la mujer había vivido alguna situación en otras administraciones y pedirme explicaciones o justificaciones a mí. Y al devolverles la responsabilidad y recordarles ciertos conceptos, negar la violencia. De segundo orden sobre todo cuestionar el trabajo, atacarme profesionalmente, en coordinación con salud tuve que abordar la violencia hacia mí de cuestionamiento “si nos creíamos lo primero que nos contaran”, cuestionar si se analizaban los casos debidamente como para creernos el testimonio; también hacia la paciente, temiendo por la confidencialidad y la protección de datos en una coordinación ya que se dio a entender que la enfermera conocía a la expareja y “agresor” de la paciente ya teniendo información previa de la paciente y el presunto agresor. La médica había cambiado el trato hacia la paciente cuando esta profesional empezó a trabajar en el centro de salud, así que les recordé que si cualquiera de la información confidencial salía a la luz sabría de donde vendría la filtración. Personalmente, lo que me puede desgastar más es la violencia institucional que impera sin ningún limite y que es normalizada en la mayoría de ámbitos de acción.

      Muchas gracias,

      Gemma

    • #13667
      Avatarelileongmz
      Participante

      Coincido muy mucho con la aportación que ha hecho la compañera sobre la figura del trabajador/a social. Se nos cuestiona mucho y se nos exige mucho en muchos contextos. Parece que somos nosotros/as lo que no queremos ayudar a la población y sin embargo a la misma vez tenemos que lidiar día a día con la falta de recursos.
      Con respecto las habilidades, actitudes…es lo que hemos ido mencionado a lo largo del curso. Creo que toda la población debería de tener formación en perspectiva de género, más aún los profesionales que trabajamos de manera directa con este colectivo. Una buena formación es lo que da resultados ofreciendo una atención de calidad con un equipo especializado en el tema.

      No tengo conocimiento de violencia de segundo orden ni institucional desde mi experiencia.

      Gracias por todo lo aprendido en el curso
      Un saludo

    • #13671
      Celia GarridoCelia Garrido
      Moderador

      Buenas tardes foro!

      Muchas gracias por vuestras reflexiones que evidencian claramente las dificultades que nos encontramos los y las profesionales del Trabajo Social para realizar nuestro trabajo: la falta de reconocimiento social, la falta de prestigio profesional, el nievl altísimo de exigencia, la falta de recursos, la fatiga emocional….

      Permitidme que comparta con el foro un artículo de mi autoría «La perspectiva feminista como paradigma transformador de la intervención social», en el que exploraba las posibilidades que la perspectiva feminista nos ofrece para legitimar y dignificar nuestro trabajo a la vez que lo humanizamos en estos tiempos en los que no parece que ese sea el principal objetivo de las instituciones para las que trabajamos. Necesitamos reencontrarnos con el caracter subversivo y transformador de nuestra profesión para poder combatir la visión funcionalista que parece imponerse.
      https://www.researchgate.net/publication/346108705_LA_PERSPECTIVA_FEMINISTA_COMO_PARADIGMA_TRANSFROMADOR_DE_LA_INTERVENCION_SOCIAL_Analisis_de_caso_y_desarrollo_de_alternativas

      Seguimos reflexionando

      Celia

    • #13678
      Avatarbenifer2
      Participante

      Buenos días,
      Yo también coincido con las compañeras respecto a la falta de recursos. Uno de los obstáculos que me he encontrado en mi trabajo es respecto a la necesidad de más cobertura en cuanto a servicios o prestaciones. Por ejemplo, echo de menos un servicio de canguro para que las madres víctimas de V. G. y que no cuentan con red de apoyo, (extranjeras, sin apoyo familiar, etc.), si tienen un trabajo, o posibilidades de trabajar, en muchas ocasiones tienen que abandonarlo o rechazarlo simplemente por el hecho de no darle tiempo recoger a sus hijos a la salida del colegio. Echo de menos un recurso adecuado para estos casos, aunque sea de manera temporal hasta que la madre pueda encontrar otra solución. Es posible que en algunas ciudades tengan algún servicio similar pero actualmente en la ciudad de Pontevedra echamos de menos algo así, especialmente cuando la madre quiere y puede trabajar y no depender de una prestación económica.
      En mi departamento no se nos dio ningún caso de violencia de segundo orden, pero a una compañera de otro centro, el agresor hizo pintadas en la calle con el nombre de la funcionaria, descalificándola e insultándola gravemente. Aunque ella denunció porque sabía quién había sido, no había pruebas, y en este caso la Institución tampoco le prestó mucho más apoyo que unas palabras de apoyo, pero no más allá de un simple apoyo verbal.
      Respecto a la violencia institucional hay constantemente sentencias de custodias compartidas con el agresor alegando que es lo más conveniente para el menor, aunque realmente sabemos que en muchos casos no sea lo más adecuado.
      Un saludo

    • #13683
      Avatarolga.glez
      Participante

      Creo que es necesario contar con los recursos suficientes para dar respuesta a quienes lo necesitan, que desde la Administración se pongan los medios para agilizar esa atención. Como dice Angeles, nuestro objetivo es establecer una relación de ayuda con la víctima.
      A veces los/las Trabajadores Sociales somos el cajón desastre de la entidad. O sea , que lo que no saben cómo solucionarlo, pues para nosotras. Otras veces, como comenta alguna compañera, casi somos Dios y tenemos que resolverlo todo, y eso genera una expectativa demasiado alta. Puesto que no está , en algunos casos, la solución que se espera en nuestras manos. En estas situaciones me he visto a veces. Te implicas demasiado, empatizas más de lo necesario. Incluso das mucho hecho. Qué hacer para no “quemarnos”, entre otras cosas tener en cuenta la frase con la que finalizó Angeles la webinar “ no hagas a los demás aquello que puedan hacer por si mismos”
      En las jornadas de la Asociación de psicología y psicoterapia feminista, Clara Jiménez pone de manifiesto sus dificultades en su experiencia profesional. A toda su situación del ámbito rural donde todos te conocen, se suma la inestabilidad laboral, no sabiendo si vas a seguir o no en ese puesto de trabajo desde el que defiendes a las víctimas de violencia de género. Además del trabajo con las mujeres, añade su lucha propia defendiendo su actuación profesional en los juzgados. Un mundo de locos, me parece. Las leyes o lo que sea necesario deben proteger a las víctimas y también a los y las profesionales que intervienen. Una vez más: Formación e información a todos los niveles.

    • #13684
      Avatarjcmr.ssb
      Participante

      En este foro reflexionaremos sobre la violencia de segundo orden. Como profesional, ¿que dificultades, carencias, complicaciones encuentras según el tipo de atención y tu acercamiento a casos de violencia de género y vicaria?.
      Como profesional del Trabajo Social en Servicio Social de atención Social Basica me encuentro con una gran dificultad, que es la descoordinación que existe entre profesionales , en la que mi profesión ha ejercido una gran labor que se ha visto mermada por la existencia de recursos de la red, dejando a los servicios a tareas administrativa y gestora de algunos recursos, ya que ahora la red gestiona alguno de ellos.
      Por otra parte destacar que muchas veces la mujer victima de violencia de género ni pasa y ni tenemos contacto, ya que ni formamos parte de la herramienta VIOGEN, algo que no entiendo y no comparto, ya que en la citada violencia hay una parte social, comunitaria, familiar y social.

      ¿Qué habilidades, acciones y actitudes profesionales crees que podrían mejorarse en la atención con víctimas?.
      Creo que necesitamos la formación, el reciclaje profesional para ofertar una atención integral y el acceso a la aplicación VIOGEN y estar presente en las mesas de coordinación que en alguna de ellas, ni estamos presentes.

      ¿Tienes conocimiento, directo o indirecto, de algún caso de violencia de segundo orden?.
      Si por supuesto, a pesar de las dificultades con las que nos encontramos, seguimos atendiendo a las mujeres victima de violencia de género, menores y a la familia.

      ¿Puedes poner algún ejemplo de violencia institucional en tu contexto profesional?
      Por la protección de datos y aunque cambie nombres, prefiero no hacer mención al ejemplo.

    • #13718
      Celia GarridoCelia Garrido
      Moderador

      Buenos días foro!

      Muchas gracias Bani, Olga Juan Carlos por vuestras aportaciones al debate.

      De nuevo y sale constantemente, hablais de recursos que Beni concretaba en algún servicio de guardería que permitiera a las madres sin red apoyo poder trabajar y dejar de depender de las ayudas sociales; exponeis también la falta de coordinación entre los diferentes servicios que atienden a las mujeres, y especialmente grave es el hecho de no tener acceso a VIOGEN siendo muchas veces el servico de referencia para las víctimas, es lamentable ciertamente. Esto nos puede llevar a intentar compensar esos fallos del sistema, volcándonos en intervenciones en las que te implicas en exceso como tan bien explica Olga.
      La falta de recursos, la falta de coordinación, el alto nivel de exigencia de las instituciones para las que trabajamos y la sensación de impotencia y frustración que todo esto genera, es fácil que afecte a nuestra salud tanto fisica como emocionalmente. Por eso es tan importante sensibilizarnos con esta realidad y empezar a poner en marcha acciones que puedan aliviar esta situación como ya hemos hablado en otros foros. Estas acciones podrían ser la puesta en marcha de algun espacio de supervisión o simplemente de compartir que nos está pasando al enfrentar situaciones tan complejas en contextos laborales de escaso apoyo.

      Y en este sentido me gusta mucho esta reflexión realizada a partir de una charla, de un equipo que se dedica a poner en marcha procesos de cuidado en organizaciones y entidades, sobre la supervisión y cuidado en los equipos de trabajo social https://filalagulla.org/es/2019/04/supervision-cuidado-equipos-trabajo-social/

      Seguimos reflexionando

    • #13721
      Avatarmraposo
      Participante

      Buenos días.
      Despues de varios dias tras de la finalización del curso, me veo inmersa en la violencia de segundo orden, que tan acertadamente nos habeis presentado.
      Trabajo en la zona rural y además vivo aqui, por lo que soy cara visible y accesible para las personas con las que intervengo.
      En estos dias he sufrido el acoso, coacciones y finalmente amenazas de una persona que se sospecha que maltrata a su mujer, afectando a los menores que viven en ese domicilio.
      Tal cual nos lo habeis descrito, de manual.
      Por ello agradezco haber hecho esta formación, porque ahora sé la causa de esa violencia hacia mi y hacia mis compañeras, vuelve a ser la violencia de género. Y ahora sé que esa mujer, no es cómplice de este maltratador, sino que vuelve a ser una vez más víctima, porque está intentando privarla de los pocos apoyos que ya le quedan.

      Por ello, valoro muy positivamente que hayais incluido este modulo. Un acierto y una oportunidad más de vuestra formación.

      Gracias!

    • #13725
      Celia GarridoCelia Garrido
      Moderador

      Buenos días foro!

      Muchas gracias por tu reflexión, Mariana. ¡Cuanto sentimos la situación de violencia que estais viviendo! y que importante es lo que nos compartes. Porque gracias al análisis que realizó Ángeles en su webinar, como profesional has podido identificar la violencia que tu estás viviendo como otra expresión de la violencia de género y, sobre todo y para mí más importante, has podido ver que la mujer no es cómplice si no víctima de la misma violencia. En la investigación del Instituto Navarro para la Igualdad «Experiencias de mujeres en procesos de separación y divorcio. Un estudio cualitativo sobre dinámicas de poder masculino y violencias naturalizadas» de 2021, se llega a la conclusión, ya sabida, de que «La violencia machista encubierta y naturalizada se intensifica en la separación. Es imprescindible la formación en género de las y los profesionales intervinientes para detectar y abordar el amplio abanico de situaciones de maltrato que, encuadrándose o sin encuadrarse dentro del concepto específico de violencia de género, se dan en las relaciones de poder que ejercen algunos hombres». Estas amenazas y coacciones que las profesionales estais recibiendo, son una clara muestra de que la mujer también es víctima, es una violencia extendida, porque, como tu bien dices el maltratador está intentando privarla de los pocos apoyos que tiene para poder seguir controlándola, por eso el momento de la separación es tan peligroso.

      Y por eso nos parece tan relevante que, como profesionales, ampliemos la perspectiva sobre lo que tradiconalmente se ha considerado violencia de género en el ámbito de la pareja y podamos entender que esta violencia puede extenderse hacia todas las personas que apoyan a la mujer y puedan representar una amenaza para el maltratador. Personas que pertenecen a la familia extensa, las amistades, el ámbito laboral o los servicios soiales y de salud. Y cuando el maltratador es capaz de exponerse llegando a amenazar y coaccionar a personas del entorno, y más a profesionales, es que su grado de peligrosidad es muy alto y hay que alertar sobre ello.

      Mucho ánimo, Mariana

      Celia

    • #13727
      Avatarmerchedeni
      Participante

      La violencia de segundo orden es muy común en los pueblos donde trabajo. Sobre todo en los más pequeños y en los que se conocen todos los habitantes. Mis compañeras que viven en los pueblos donde está situado el Ceas la han sufrido por ayudar a alguna mujer que estaba sufriendo maltrato.
      Yo, por mi parte, no intervengo como Trabajadora Social con vvg,pero como Técnica de desarrollo comunitario, tengo en mis actividades varias personas que han sufrido maltrato y es sobrecogedor las experiencias que te cuentan y lo mal que se encuentran físicamente y moralmente.

    • #13806
      Celia GarridoCelia Garrido
      Moderador

      Buenos días foro

      Gracias Merche por compartir tu experiencia. Como tu bien dices, aunque no estés interviniendo con situaciones de vg, son muchas las mujeres que te encuentras que las han vivido y eso afecta a su salud y a su vida diaria, por tanto, y es importante conocer y ser muy consciente de esto para dañar con la mejor de las intenciones.
      Por otro lado, aunque tu no hayas vivido directamente la violencia de segundo orden, siempre tiene un impacto entre quienes son testigos, es una violencia extendida como ya hemos comentado en otras ocasiones.

      Seguimos reflexionando

      Celia

    • #13862

      Buenas tarde:
      Me pareció muy importante por un lado protegerse y por otro crear redes con otras profesionales que estén en la misma línea pero no es fácil, también me pareció inadmisible que las psicólogas que hacen informes a favor de las madres en algunas ocasiones tengan inconvenientes, más bien represalias a nivel profesional y es por ellos que no es de extrañar lo difícil que se nos hace a las madres protectoras conseguir un contrainforme de las verdaderas barbaridades que se escriben desde las instituciones, por ende, los profesionales están algo desprotegidas pero las madres y sus hijos mucho más.

Mostrando 18 respuestas a los debates
  • Debes estar registrado para responder a este debate.